No siempre está incluido en los viajes a Egipto, pero la visita al Templo de Dendera merece realmente la pena; Viajas.com lo ha incluido en un combinado muy especial, donde se unen las culturas milenarias de Egipto y Jordania. Un viaje de 15 días de duración del que puedes conocer todos los detalles en este enlace.

templo de dendera egipto viajas

El Templo de Dendera

Fuera de las rutas turísticas más habituales, el Templo de Dendera resulta de los más misteriosos de Egipto. Situado en Dendera, un pequeño pueblo situado en la ribera occidental del Nilo,  a unos 60 km. al norte de Luxor. Su nombre proviene del de “Tentyra” o “Tentyris”, que fue utilizado en la época greco-romana, y que a su vez provenía del original egipcio “Enet-te-ntr”. Conocido también como “El Castillo del Sistro” o “La Casa de Hathor”, el templo  está dedicado a Hathor, la diosa del amor, de la alegría y de la belleza.

templo de dendera antonio j quintero

                                                                      (Derechos de imagen: Antonio J. Quintero)

Las inscripciones encontradas en el templo indican que el templo fue construido por los reyes llamados “discípulos de Horus”, y posteriormente fue Keops quien mandara construir en aquel lugar sagrado por sus antecesores, templo reconstruido a su vez por Pepi I. Dendera llegó a ser un templo afamado por su extraordinaria biblioteca de papiros.  Debido a esa importancia, fueron muchos los faraones y emperadores que quisieron contribuir al mantenimiento y reconstrucción del templo a lo largo de los siglos; pueden observarse inscripciones que nos hablan de Tutmosis III, Tutmosis IV, Ramsés II, Ramsés III, Ptolomeo VIII, Cleopatra VII, Augusto y Tiberio. Indicios de que, aunque el templo actual podemos situarlo entre los años 116 a.C. y 34 d.C., su origen pueda remontarse a la época predinástica.

¿Cómo se descubrió el Templo de Dendera?

De forma casi casual. El templo “luchaba” por emerger de la arena que lo envolvía cuando, en una expedición organizada por Napoleón Bonaparte con soldados más una comitiva de 167 especialistas (astrónomos, matemáticos, ingenieros, arquitectos, dibujantes, filólogos, etc.) llegaron a Egipto.

En una de sus incursiones (corría el año 1798), mientras los expertos buscaban el templo, del que solo se adivinaba la entrada, un grupo de soldado se situaba en lo que sin saberlo, era el techo del templo. La casualidad quiso que una caja de municiones se colara por un tragaluz hacia el interior. Al ir a buscarla fue cuando los soldados se toparon con las hermosas riquezas del Templo de Dendera, siendo lo más llamativo un monolito  de roca de un metro de grosor, 16.000 kgs colgados del techo con representaciones astronómicas que hicieron que el hallazgo se bautizara desde entonces como el Zodiaco de Dendera.

zodiaco de dendera viajas

Según avanzaban las excavaciones, se comprobó que todo el templo estaba dedicado al firmamento, con inscripciones y artefactos que han dado lugar a muchas suposiciones para el Templo de Dendera, desde Dioses Atlantes a Dioses extraterrestres.

Todo un misterio que nos envuelven en la visita al Templo de Dendera, que gracias a ese soterramiento de arena, está muy bien conservado y que hemos querido incluir en nuestro viaje especial combinado Egipto y Jordania. ¿Te apuntas a descubrirlo?

 

 

Comentarios

  • Dani Pueyo
    Responder

    Cita ineludible, rezuma Historia, enigma, magia…

  • Cristina
    Responder

    Qué maravilla… hay que visitarlo sí o sí… Espero también que la zona mejore en cuanto a seguridad.

  • Rebeca
    Responder

    Que bonito lugar!! El poder viajar es uno de los grandes placeres que te pueden ofrecer y una de las formas más divertidas de aprender. Un saludo 🙂

  • Eduardo
    Responder

    Egipto, todo un país por descubrir lleno de misterio y magia.

  • iulian Suba
    Responder

    Impresionante, visitar Egipto tendría que ser algo obligatorio. En la próxima visita a Egipto no m e lo perderé por nada del mundo. Un saludo ::))